Por sus propiedades antibacterianas, antiespasmódicas, antirreumáticas, expectorantes, y calmantes, ayuda a reconfortar y a relajar las tensiones que se acumulan en el pecho por las enfermedades respiratorias.

 

El aceite se extrae a través de la destilación al vapor de tallos y hojas de la planta Thymus vulgaris. Los principales componentes de este aceite incluyen: